Acciones medioambientales benefician a Varadero

Acciones medioambientales benefician a Varadero

4 jul. Perpetuar la belleza de Varadero, el principal balneario de Cuba, es propósito de la restauración que benefició 2.5 kilómetros de su playa en los últimos cinco años, evitó daños ambientales con el paso del huracán Irma, y contribuyó a posicionar el destino a nivel mundial.

Katia González Rodríguez, directora del Centro de Servicios Ambientales de Matanzas, refirió a la prensa que el paquete tecnológico diseñado para esta zona costera permite controlar la erosión de la duna, además de fijar pautas en materia de higiene, infraestructura, servicios, y educación ambiental.

La experta explicó que desde el año 2013 hasta el 2017 se demolieron alrededor de 35 infraestructuras perjudiciales para la dinámica de este frágil ecosistema, y se eliminaron alrededor de 600 metros cúbicos de plantas invasoras, en favor de la vegetación autóctona.

En esta etapa se logró restaurar 105 459 metros cuadrados de playa, para lo cual se empleó un volumen de 53 530 metros cúbicos de arena natural procedente de fuentes en tierra, no de áreas sumergidas ni fuera de la Península de Hicacos, resaltó González. Durante el actual año no ha sido necesario el vertimiento de arena dada la buena respuesta de las zonas restauradas, alegó.

Gracias a las labores encaminadas a su preservación, Varadero alcanzó un mayor reconocimiento internacional, como se evidencia en opiniones publicadas por la web TripAdvisor, y en los premios Travellers´ Choice 2018 que califican a Varadero como la tercera mejor playa del mundo, enfatizó González.