Ajiaco criollo

Ajiaco criollo

Se llama ajiaco a una especie de caldo o guiso típico de Latinoamérica, elaborado con legumbres, especias y tubérculos; todo picado en trozos con añadido opcional de carnes.

Nuestro ajiaco criollo suele incluir maíz tierno, malanga blanca, calabaza, ñame, plátanos verdes y maduros, yuca y boniato blanco o amarillo. Se aliña con ají, cebolla, ajo, jugo de limón y sal. También se le puede añadir carne de pollo, de res o de cerdo, se recomienda el lomo o el solomillo, partes menos grasientas de estas carnes. El picante es opcional, y su resultado es una exquisita mezcla de sabores muy bien armonizados.

La preparación de esta receta varía según la región de Cuba, pero siempre se observan los siguientes pasos básicos:

  • Cocer las carnes en abundante agua, por espacio de una hora a una hora y media, hasta que ablanden.
  • Añadir a la misma olla las viandas y legumbres, cuidando de echar primero las de mayor dureza.
  • Dejar que las viandas alcancen casi la consistencia de puré (pueden aplastarse con un cucharón o mortero para ganar tiempo).
  • Incorporar, al final de la cocción, los condimentos escogidos.

Se sirve muy caliente, con salsa picante o rodajas de limón aparte.