Destinos de naturaleza en Cuba: un recorrido ideal

Destinos de naturaleza en Cuba: un recorrido ideal

7 ago. En Cuba, cobran fuerza cada año las ofertas turísticas que permiten al visitante descubrir la belleza natural de sus destinos y paisajes. Los circuitos que incluyen destinos de ecoturismo se vuelven cada día más populares, complementando la propuesta principal con el adentramiento en las tradiciones y la cultura rural del país.

Este archipiélago cuenta con 14 Parques Nacionales, 6 Reservas de la Biosfera, 6 Sitios Ramsar, 2 Sitios Patrimonio Mundial Natural y 28 Áreas Importantes para la Conservación de las Aves.

Una ruta excelente podría incluir una amplia lista de escenarios naturales como Pinar del Río, la Ciénaga de Zapata, Cayo Largo del Sur, la Sierra del Escambray, el Pico Turquino y Baracoa.

En el extremo occidental de la isla, Pinar del Río mezcla la aventura y el agroturismo, en regiones como el Valle de Viñales, donde el verde resalta por encima de cualquier otro color.  Para los cubanos esta es, además, la patria del mejor tabaco del mundo, donde se cosechan las hojas de los famosos habanos y comienza la creación de este afamado producto.  

Por su parte, la Ciénaga de Zapata, mayor humedal del Caribe insular con una gran diversidad de flora y fauna, es uno de los lugares más interesantes de Cuba, ubicado al sur de la provincia de Matanzas. Abarca 300 000 hectáreas y de ellas el 56 por ciento está cubierto de bosques, donde se calcula que existen unas 900 especies de plantas con flores. Es también el único hábitat del cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer), especie endémica y protegida por su crítico estado de conservación.

Antaño un rincón apartado del resto del archipiélago, Cayo Largo del Sur emerge hoy como paraíso terrenal dotado de un colorido particular. Aunque la mayor fama la debe a sus maravillosas playas, también sus fondos submarinos atraen a numerosos amantes del buceo, el snorkeling y la fotografía sumergida.

En la región central de la isla se yerguen las montañas del Escambray, cuyo relieve es superado únicamente por la Sierra Maestra.  Algunas de sus cumbres sobrepasan los mil metros de altitud, y en su geografía se localizan sitios emblemáticos como Topes de Collantes, Hanabanilla y el Nicho, listados entre los parajes que más impresionan a los aventureros.

Por último –en una enumeración que podría mencionar muchos otros sitios- el recorrido terminaría en el Pico Turquino y Baracoa, al Este del país.  El Turquino es el punto más alto de Cuba con 1 974 metros sobre el nivel del mar, ubicado en el centro de la Sierra Maestra, la mayor cordillera de la nación. Su escalada supone un reto lleno de descubrimientos. En el trayecto se observan muchas de las 100 especies de plantas endémicas de estos dominios y pájaros hermosos, incluidos el tocororo, Ave Nacional; el ruiseñor, de bello canto; y el colibrí abeja, uno de los más pequeños del mundo.

Y en Baracoa, donde la flora que impactara a Cristóbal Colón sigue siendo pródiga en diversidad y endemismo, se hallan también especies animales únicas: el almiquí, fósil viviente; las polimitas, consideradas los caracoles más bellos del planeta; y otros invertebrados como los escorpiones Centruroides anchorellus y Rophalurus junceus, ambos de gran importancia en la industria farmacéutica.

La mayor preponderancia entre los embrujos naturales de este territorio, la posee, sin embargo, el Yunque de Baracoa, una montaña en forma de pirámide trunca declarada Monumento Nacional en 1980 por ser un sitio de extraordinarios valores naturales y paisajísticos.

No faltan opciones, a lo largo de la Mayor de las Antillas, para enamorarse de sus privilegiados paisajes y vivir la aventura de una nueva experiencia, más cerca de lo natural.