Iberostar Habana Riviera celebra su aniversario 61

Iberostar Habana Riviera celebra su aniversario 61

10 dic. En la capital de Cuba, el Iberostar Habana Riviera celebra hoy 61 años desde su apertura en uno de los sitios icónicos de la ciudad: el Malecón habanero.   

La construcción del Riviera se inició en 1956 y un año después fue inaugurado, con una revista musical que tuvo como escenario su cabaret Copa Room y donde participaron artistas tan afamados como la bailarina y actriz Ginger Rogers, los comediantes Abbot y Maurice Costello y el cantante Vic Damonte. Bautizado en recordación a la renombrada Riviera del Mediterráneo francés, el inmueble estuvo en sus inicios a cargo del gánster Meyer Lansky y del entonces presidente cubano Fulgencio Batista, y se convirtió en el centro de operaciones de la mafia y los juegos de azar en La Habana.

Hoy, el Iberostar Habana Riviera es propiedad del Grupo Gran Caribe, y desde enero del 2017 está gestionado por la compañía española Iberostar Hotels & Resorts. Cuenta con 352 habitaciones que operan con categoría cinco estrellas, y su posición privilegiada en el Vedado capitalino es uno de los mayores atractivos. A esto se suma la larga e interesante historia del hotel y la calidad de los servicios que ofrece.

El Riviera cuenta con dos restaurantes y tres bares, cuya gastronomía va en consonancia con todo el ambiente del hotel: recetas clásicas, de inspiración típicamente cubana combinada con los platos internacionales más deliciosos. Para los momentos de relax, la piscina olímpica con agua de mar y el centro de Fitness -con gimnasio, masajes y sauna- se convierten en rincones favoritos. Y si se trata de vibrar con los ritmos cubanos más selectos, solo es preciso acercarte al Lobby Bar, abierto las 24 horas y con música y bailes en directo o al Bar L’Elegante, con coctelería clásica de los años 50.

Mención especial merece la arquitectura del lugar, notable ejemplo del racionalismo moderno en Cuba. La obra es el resultado de una perfecta integración entre arquitectos, diseñadores y artistas donde se evidencian las influencias estadounidenses en este tipo de construcciones en la década de 1950. Su diseño permite que todas las habitaciones, en los 20 pisos, tengan vista al mar.

Visitado a través de los años por figuras de gran prestigio como Alain Delon, Olga Guillot, Chucho Valdés, Alicia Alonso, Rocky Marciano, Kid Chocolate, Gabriel García Márquez, Michel Legrand, Ángela Davis y Valentina Tereshkova, el Riviera conserva obras de relevantes artistas como Hipólito Hidalgo de Caviedes, Rolando López Dirube y Cundo Bermúdez, que complementan sus valores arquitectónicos e históricos. La escultura La sirena y el pez en la entrada al hotel, realizada por José Florencio Gelabert Pérez (1904-1995) es una de las obras más sobresalientes de este bello establecimiento.

Con seis décadas y más de buen hacer hotelero, el Riviera abre sus puertas a quienes buscan encontrar la verdadera esencia de La Habana. Sitio Monumento Nacional, invita a sentirse como una de las grandes estrellas que siempre lo han preferido para su estancia en esta ciudad inolvidable.