Jardines del Rey asume el turismo invernal con servicios de excelencia

Jardines del Rey asume el turismo invernal con servicios de excelencia

5 dic. Con imagen renovada en sus instalaciones hoteleras y recreativas, el polo Jardines del Rey, en el norte de la provincia de Ciego de Ávila, acoge actualmente a más de tres mil vacacionistas, cifra que se espera continúe en ascenso durante la presente etapa de alza turística.

De acuerdo con Lessner Gómez, subdelegado de Turismo en el central territorio, los 16 hoteles ubicados en los cayos de ese destino (Coco y Guillermo) presentan mejores condiciones y nuevas ofertas, gracias a la recuperación emprendida tras el paso del huracán Irma.

Destacó Gómez que no se dañaron las playas, por el contrario, el huracán favoreció que arribara mucha más arena y hoy “Jardines del Rey mantiene sus aguas transparentes con un paisaje mucho más bello”.

Los cinco hoteles de Cayo Guillermo fueron renovados y reciben clientes desde el reinicio de las operaciones del aeropuerto Jardines del Rey, al igual que los ubicados en Cayo Coco.

Ejemplificó con el caso del Pullman Cayo Coco (566 cuartos), considerado el más lujoso del destino y el primero allí en contrato de administración con la cadena francesa Accor. Tras un proceso de rehabilitación el hotel reabrió las puertas el 15 de noviembre con un rediseño y ampliación de sus centros gastronómicos, cambio de mobiliario y color de los cuartos, entre otras mejoras.

Igualmente sucede con el Meliá Jardines del Rey (1 176 habitaciones), que reanudó sus servicios el primero de noviembre y después de solo 29 días ya contaba con 668 clientes, cerca de su media habitual para la actual fecha (alrededor de 700 huéspedes). Esta instalación, la mayor que administra Meliá Hotels International en el orbe, dispone de aproximadamente un kilómetro de línea de playa, la cual recibió recientemente un vertimiento de arena que se extendió a otras dos zonas de Jardines del Rey.

Las instalaciones extrahoteleras también se unieron al plan de modernización y ya se encuentran en funcionamiento. Aquí se incluyen las marinas de ambos cayos, así como los centros de buceo, pesca y paseo en catamarán, a excepción del Cableski. Sobre este último esclareció que debe reiniciar sus actividades en enero debido a la necesidad de importar algunos elementos.

Una de las construcciones que menos se afectó fue la Torre de Cristal, dijo Gómez, y comentó que cuenta con más de 90 atracciones para todas las edades. Entre las proyecciones futuras se encuentra la creación de un parque acuático en Cayo Guillermo, anticipó.

Explicó que se han incorporado las operaciones aéreas previstas para el invierno, lideradas por los turoperadores canadienses Sunwing y Transat, y Pegas Touristik de Rusia, en tanto este 4 de diciembre comenzaron los vuelos desde Argentina y mañana se reanudarán los procedentes de Inglaterra.

Gómez precisó que también se suma la conexión La Habana-Cayo Coco-Holguín, de importancia para los mercados que no poseen rutas directas hacia Jardines del Rey, cuyo aeropuerto está restablecido, al igual que sus viales, incluido el pedraplén que une a Cayo Coco con tierra firme.  

Sobre el destino, explicó que constituye uno de los polos de recreo más atractivos para canadienses, británicos y argentinos, y agregó que durante los meses de verano el mercado interno cobra mayor importancia.

Con unas 8 024 habitaciones en las que se incluyen las ciudades de Ciego de Ávila y Morón, en los cayos Coco y Guillermo existen más de 7 720 distribuidas en 16 instalaciones hoteleras que operan en la modalidad de todo incluido, y también en villas y apartoteles del grupo hotelero Islazul.