Tanque Azul, la aventura del espeleobuceo en Gibara

Tanque Azul, la aventura del espeleobuceo en Gibara

En el municipio de Gibara, al norte de la provincia de Holguín, el lugar conocido como Tanque Azul ofrece a los aventureros un mundo inexplorado bajo las aguas.

Tanque Azul toma su nombre de una cueva con techo derrumbado, semejante a una gran piscina natural que permite el acceso a la mayor caverna inundada descubierta en Cuba.

Su mayor atracción turística es el propio acceso a la gruta, mediante una dolina o cenote de 30 metros de largo por 15 de ancho y 7 de profundidad, de aguas transparentes y reflejo azulado que da origen a su nombre.

Cuenta con cuatro kilómetros de galerías conocidas, que gozan de gran aceptación para la práctica del espeleobuceo, y adornadas con una gran variedad de estalactitas, estalagmitas, columnas y mantos, todos de gran belleza.

En las inmediaciones existen otras piscinas naturales de aguas salobres, entre las que resaltan, las Pozas Fría, de los Patos, Negra y la de Doña Beija, nombre adquirido de la popular telenovela brasileña de los años 80 del pasado siglo.

Tanque Azul se encuentra dentro de la reserva ecológica Caletones, una de las más trascendentes del país, atravesada por uno de los más importantes corredores de aves migratorias de Cuba, con un registro de 86 especies migratorias, nueve endémicas, 11 subespecies endémicas y 34 variedades residentes en la zona.

Gibara cuenta con una extensión geográfica de 636 kilómetros cuadrados, donde más del 50% del territorio lo constituyen zonas cársicas, y abundan centenares de cuevas descubiertas y exploradas por varias generaciones de espeleólogos.

La villa del mismo nombre fue presentada como destino turístico durante la Feria Internacional de Turismo FITCuba 2017. Su conjunto arquitectónico, vida cultural y opciones de alojamiento se integran a los recorridos y excusiones de naturaleza, entre los cuales proponemos la visita al Tanque Azul para una experiencia memorable.