Reapertura del turismo en Cuba: acciones y estrategias

Reapertura del turismo en Cuba: acciones y estrategias

17 oct. La reapertura del turismo internacional en Cuba ha sido una experiencia exitosa, según evaluó Juan Carlos García Granda, Ministro del sector, en comparecencia televisiva.

Tal criterio parte de la experiencia de los viajes de canadienses recibidos desde el pasado 4 de septiembre en el destino Jardines del Rey (Cayo Coco), bajo un recio protocolo sanitario para la protección contra la Covid-19.

Durante la presentación, se dio a conocer que ya se encuentran abiertos todos los aeropuertos internacionales para vuelos comerciales, excepto el de La Habana – que se mantendrá limitado a vuelos humanitarios y de carga por el momento- y el de Cayo Coco -abierto solo para el turismo a partir de la situación actual en la provincia de Ciego de Ávila-.

Asimismo, queda sin efecto la prohibición de entrada y permanencia a las aguas territoriales cubanas de embarcaciones de recreo. Igualmente, a partir del 19 de octubre se abre la posibilidad de recibir cruceros. En ambos casos se procederá bajo los protocolos sanitarios aprobados.

El titular explicó que la apertura de instalaciones turísticas será gradual, según la demanda y la reacción de los destinos tradicionales, y que el sector turístico y de viajes cubano ya está en contacto con las líneas aéreas.

Las líneas aéreas –anunció García Granda– podrán vender “solo vuelos” (turismo individual) para los aeropuertos abiertos, a excepción del aeropuerto de Cayo Coco, que continuará trabajando como hasta ahora, por encontrarse Ciego de Ávila en fase de transmisión autóctona.

Los protocolos diseñados establecen que, al arribar a los aeropuertos, todos los viajeros serán recibidos por personal sanitario, se les realizará un PCR cuyo costo será asumido por el Ministerio de Turismo, y deberán rellenar la declaración de salud.

El Ministro señaló que los vacacionistas foráneos podrán hospedarse en las casas de renta particulares, en todos los territorios que se encuentran en nueva normalidad (con excepción en la actualidad de Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y La Habana), y que “en el disfrute de las instalaciones y servicios turísticos podrán coincidir con los turistas nacionales”.

Se continuarán potenciando las ofertas destinadas a los clientes nacionales, “un mercado al que no podemos renunciar”, dijo García Granda.

Entre las medidas anunciadas se incluyen las siguientes:

  • Se reactivan los burós de venta para la comercialización de las excursiones en y hacia territorios que se encuentren en fase tres o en la nueva normalidad.
  • En el caso de La Habana, comenzará la venta de opcionales hacia otras provincias luego del 19 de octubre, cuando se reinicie la transportación interprovincial.
  • En el caso de Trinidad, por encontrarse Sancti Spíritus en fase de transmisión autóctona, no se comercializan las excursiones que incluyan este territorio.
  • Igualmente, en Cayo Coco, Cayo Guillermo y Cayo Cruz, las excursiones se realizarán dentro de los cayos. Los turistas no podrán viajar a Ciego de Ávila por encontrarse en fase de transmisión autóctona.
  • Se reanuda la operación de las marinas internacionales, en los territorios declarados en nueva normalidad.
  • Se reactiva la renta de autos.
  • El mercado interno podrá hospedarse en los cayos, siempre que los territorios a los que pertenezcan se encuentren en la nueva normalidad.
  • Se restablecen los horarios, jornadas y regímenes laborales habituales para todos los trabajadores vinculados con la actividad turística, en los territorios que se encuentran en la nueva normalidad.

Opiniones de turistas canadienses mostradas en el programa televisivo mostraron su satisfacción por la atención y la seguridad de esa atención. Certificaron no solo las posibilidades recreativas, sino la amabilidad de los empleados y, sobre todo, el apoyo a mantener seguros a los huéspedes, en materia de protección ante la pandemia.

El objetivo, según el Ministro, es “estimular el turismo internacional y nacional para alcanzar, en el menor plazo posible, los niveles del país antes de la pandemia”. Para ello sr trabaja en estrategias que buscan incorporar todos los productos y servicios de las entidades hoteleras y extrahoteleras en la plataforma Cubatravel, promocionar la cultura dentro de la Imagen Cuba y fortalecer e incrementar los canales de ventas online.

También se definió como prioridad concluir con el programa de cobertura wifi en el 100% de las áreas comunes y habitaciones de las instalaciones hoteleras de 4 y 5 estrellas, así como en la implementación de cobertura wifi en instalaciones hoteleras, de campismo y extrahoteleras que no cuentan con ese servicio.

Entre las áreas de trabajo para los próximos meses, el Ministro definió las de mayor interés:

  • Promover los eventos que se organizan en el país y estimular la captación de sedes.
  • Identificar oportunidades de negocios en mercados que son potenciales emisores.
  • Identificar emisores de turismo especializado, en particular buceo, pesca y turismo de naturaleza, en mercados con un alto potencial en estas modalidades.
  • Diseñar productos innovadores y acelerar clústeres en otros sectores, como salud, cultura, deporte y medioambiente.
  • Incrementar la inversión extranjera para el desarrollo de instalaciones vinculadas al turismo de bienestar, salud y calidad de vida.
  • Garantizar la recuperación y puesta en operación de las habitaciones fuera de orden. “Este proceso se incrementó durante estos meses de pandemia”.
  • Identificar nuevos productos y servicios de las formas de gestión no estatales que enriquezcan la oferta turística y contribuyan a incrementar la eficiencia.
  • Perfeccionar el sistema de trabajo con las universidades, con énfasis en los proyectos investigativos, prácticas preprofesionales, proyecto de alumnos talentos y trabajos de asesoría a entidades turísticas, así como en la actualización de estudiantes y claustros de profesores.
  • Fomentar el empleo de las fuentes de energía renovable y la disminución del uso de combustibles fósiles, y promover la utilización de la ciencia y la tecnología para el mejoramiento de la eficiencia energética.
  • Asegurar la inversión de los primeros 199 vehículos eléctricos, cuya adquisición está prevista en 2020, y asegurar una cifra similar o superior en el plan de 2021. “Se prevé que dentro de un quinquenio –o quizás un poco más– los carros de rentas y los ómnibus sean eléctricos”, adelantó García Granda.

“Las medidas van encaminadas a hacer un turismo de paz, salud y seguridad”, concluyó el Ministro cubano.